Casa de la Madona Negra | El Museo del cubismo checo

La casa de la madona negra integra el arte cubista con el diario vivir de los praguenses y los turistas. Para muchos será solo un edificio más que pase desapercibido, pero tiene un peso importante en la historia de la arquitectura checa, fue pionero al ser el primer edificio cubista de Praga.

Descripción de la Casa de la Madona Negra

La casa de la madona negra, Dům U Černé Matky Boží en checo o casa de la virgen negra, se encuentra en una de las calles que van de la Plaza de la Ciudad Vieja a La Torre de la Pólvora. Concretamente en la esquina entre la Calle Celetná y la Plaza Ovocný trh.

Es un gran ejemplo de todo lo que representa la arquitectura cubista. El imponente edificio posee una decoración artística que encaja coherentemente la parte externa con el interior, su mobiliario, utensilios y demás detalles también se diseñaron en estilo cubista para mantener un patrón homogéneo.

El arquitecto Josef Gočár, desarrolló la característica morfología cubista especialmente en la parte frontal del edificio, las barandillas, rejas de entrada de hierro forjado, las escaleras, o la pintura ilusoria con un patrón geométrico son detalles impresionantes.

Actualmente todos esos diseños lineales son considerados fascinantes aunque no encajen con los edificios colindantes. Sin embargo, en la época de su construcción, esas formas complejas no fueron muy aceptadas, la estructura y la decoración interna de esta edificación rompieron con los estereotipos y con las normas del ayuntamiento, lo que abrió las puertas a evoluciones posteriores.

Historia de la Casa de la Madona Negra

Escultura-de-la-Casa-de-la-Mafdona-negra-en-Praga

La casa de la madona negra se construyó en el año 1912 de acuerdo al diseño del arquitecto Josef Gočár, Para su construcción se tuvo que derribar una casa barroca que ocupaba el mismo emplazamiento, perteneciente a los Caballeros de Granovský.

El nombre tan característico de la Madona Negra viene de una escultura de la Virgen con el niño que se encontraba en el anterior edificio y era su sello distintivo. Se decidió colocar esta escultura en la esquina noroeste y ha sido algo tan característico, que todos los praguenses han conocido el edificio por la escultura de la virgen negra con el niño jesús.

En noviembre de 1993, esta importante casa cubista se sometió a una profunda reconstrucción de acuerdo con un proyecto de Karel Prager. Durante la cual fue restaurada a su estado casi original, se eliminó la pintura vieja y se completó parte del techo vidriado de acuerdo con las normas de Gočár.

El arquitecto Gočár no respetó las prescripciones dadas por el Ayuntamiento para la construcción del edificio. Debido a eso, el edificio es único en Praga y sobresale notablemente de las típicas construcciones a su alrededor.

¿Por qué ir a la Casa de la Madona Negra?

La casa de la madona negra forma parte de los monumentos culturales nacionales desde el año 2010. El valor arquitectónico de su estructura y su interior es altamente resaltable. El edificio ha recibido mayor atención desde que Praga se ha convertido en un popular destino turístico. Quienes visitan esta casa pueden disfrutar de una exposición de arte con piezas originales.

Además, la cafetería antigua reconstruida al estado original es otro aspecto resaltable de la construcción.

Museo del Cubismo Checo

Escaleras de la Casa de la Madona Negra

El 18 de octubre de 1994 se inauguró el edificio en presencia del Presidente de la República Václav Havel como un nuevo centro de la cultura artística checa en el corazón de la Praga histórica. Su administración fue confiada al Museo Checo de Bellas Artes, que expuso obras de arte checas y extranjeras en sus cinco pisos de exhibición, mientras que el cuarto y quinto piso de la casa reservaba una exposición permanente del cubismo checo centrada en los años 1911 a 1919.

El arte cubista es apreciado en todo detalle de la casa de la madona negra. Por esa razón, no es de extrañar que la exposición de arte en su interior sea un museo checo del cubismo. Diversas piezas de ese museo fueron creadas por artistas de renombre. Cabe destacar que el Museo está incluido en las atracciones de la Praga Card.

Pinturas

Actualmente, en su interior podemos encontrar algunas pinturas realizadas por Emil Filla, “El lector” de 1913 y “el escritor” de 1912 son algunas de las obras pintorescas observadas en el lugar.

Esculturas

Las esculturas hechas con bronce por Otto Guttrfreud constituyen una de las obras destacadas del museo. Piezas de Vincenc Benes, Capek, Otakar Kubin y Vajav Spala también están en el piso 3 de la casa.

El Grand Café Orient

Los individuos que visitan la casa de la madona negra pueden tomar un café en el primer piso del edificio. Definitivamente vale la pena visitar el exclusivo Grand Café Orient, una réplica perfecta de la cafetería cubista original de comienzos del siglo XX.

¿Sabías que el Grand Café de Orient es la única cafetería cubista del mundo?

Esta cafetería estuvo cerrada por casi un siglo, ya que en los años 20 se consideraba que su estilo estaba pasado de moda. Por suerte, desde el 2005 está abierto al público y podemos disfrutar de un café único en el mundo, observando la decoración cobista en las luces del techo, los muebles, los bancos e incluso las cucharas cubistas.

Ubicación Casa de la Madona Negra

Deja un comentario

error: Content is protected !!