Los 6 Castillos más impresionantes de República Checa

La República Checa cuenta con una exquisita arquitectura que no solo se limita a Praga. Además del Castillo de Praga

, Chequia tiene algunos castillos medievales impresionantes que bien merecen una visita y pasar el día en sus alrededores.

A pesar de ser una pequeña nación en el corazón de Europa, se estima que en la República Checa hay cerca de 200 castillos, que aseguran a los viajeros un recorrido de aventura a través de la historia. Descubre los Castillos más bonitos de Chequia en este post ¡no te lo pierdas!

Castillo de Hluboka

Este maravilloso castillo fue construido en estilo gótico a finales del siglo XIII, aunque posteriormente fue reconstruido durante el siglo XVI en arquitectura renacentista. Es uno de los castillos más visitados en Chequia por los turistas, ubicado cerca de České Budějovice.

Siendo la residencia de la familia Schwarzenberg a partir del año 1661, cuenta con 140 habitaciones exquisitamente decoradas siguiendo el estilo neogótico del castillo de Windsor en Inglaterra. Provisto de 11 torres y bastiones, todo esto está enmarcado por un frondoso bosque vegetal.

Una visita a este encantador castillo te permitirá apreciar toda su decoración, completamente tallada a mano y sus paredes cubiertas de frescos y pinturas elaboradas por grandes artistas de los siglos XVI al XVIII. Además de sus grandiosas lámparas de araña, vitrales y muchas otras muestras de arte renacentista.

Cómo llegar al Castillo de Hluboka desde Praga: Maps.

Castillo de Kost

El Castillo de Kost, de paredes sólidas e impenetrables, es también conocido como el Castillo de los Huesos. Forma parte de la región de Cesky Raj y fue construido sobre un promontorio rodeado de un espeso bosque, con vistas a hermosos estanques de peces.

Conserva la mayoría de sus estructuras originales que datan del año 1349 porque solo ha sido sometido a obras de mantenimiento durante el año 1950. Si gustas adentrarte por largos corredores, conocer salones repletos de historia y saber cómo son las habitaciones de un castillo, tienes que venir al Castillo de Kost.

En él tendrás la oportunidad de ver una cámara de tortura medieval y subir a su Torre Blanca de forma trapezoidal.

Cómo llegar al Castillo de Kost desde Praga: Maps.

Castillo de Karlstejn

Este pintoresco castillo se encuentra tan solo a 30 kilómetros hacia el suroeste de Praga. Edificado durante el año 1348, fue habitado por el emperador Carlos IV.

Pasó muchos siglos en el olvido y su estructura prácticamente se convirtió en una completa ruina, pero fue reconstruido conservando su estilo gótico original. Hoy en día muchos turistas hacen una excursión desde Praga para conocerlo y disfrutar de un interesante recorrido por sus exteriores y dentro de cada una de sus estancias.

Al visitarlo, puedes disfrutar apreciando el duplicado de las joyas de la Corona, que eran parte del Sacro Imperio Romano Germánico. También conocerás los escudos de armas de famosos caballeros, la habitación de Carlos IV, el salón donde realizaba sus audiencias y en su exterior admirar un pozo que cuenta con un profundidad de aproximadamente 100 metros.

No te pierdas las impresionantes vistas desde la Gran Torre, ni dejes de visitar la Capilla de Santa Catalina, su decoración es sencillamente exquisita.

Cómo llegar al Castillo de Karlstejn desde Praga: Maps.

Castillo de Lednice

Formando parte del pueblo de Lednice en Moravia, encontrarás uno de los castillos más bonitos de República Checa, realizado mediante una fina arquitectura; mientras que al fondo se encuentra el parque de mayor tamaño dentro de la República Checa.

Su vista es tan llamativa que parece sacado del cuento de Las mil y una noches, estuvo empleado como la casa de verano de algunos aristócratas durante el siglo XVII pero fue incluido desde 1996 como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Ha sido construido siguiendo un estilo neogótico inglés dentro del cual se encuentran grandes salones y habitaciones privadas, finamente decoradas. Durante una visita a sus instalaciones, puedes conocer las habitaciones de príncipes y princesas, además de disfrutar de su Museo de Marionetas.

Cómo llegar al Castillo de Lednice desde Praga: Maps

Castillo de Rabi

El Castillo de Rabi se encuentra al sudoeste de las colinas de Sumava y es uno  de los más grandes dentro de la República Checa; considerado Monumento Cultural Nacional desde el año 1978 y la ruina más representativa de Bohemia.

Sus muros fueron testigos de grandes acontecimientos históricos vividos en manos de diferentes nobles. Comenzó a deteriorarse a partir del siglo XIX, cuando fue alcanzado por un devastador incendio.

Sin embargo su imponente figura sigue destacándose con su torre residencial, desde la cual se tiene una completa vista del suroeste de la ciudad de Bohemia. Este castillo vivió años de gloria que puedes sentir durante un recorrido por su estructura, imaginando la opulencia con la cual vivieron en él cada uno de sus ocupantes.

Cómo llegar al Castillo de Rabi desde Praga: Maps

Castillo de Orlik

Los reyes de Bohemia han disfrutado de este formidable castillo durante siglos, rodeado de un frondoso bosque y construido sobre una saliente rocosa que es bañada por las aguas del río Moldava.

Fue construido durante la segunda mitad del siglo XIII, como un fuerte de madera que, posteriormente, fue remodelado en una arquitectura gótica durante el siglo XIV. Dos siglos más tarde volvió a ser reestructuraron en estilo neogótico.

Durante el recorrido por este fantástico castillo de la familia Schwarzenberg, puedes apreciar la decoración de sus impresionantes techos y algunas de sus hermosas habitaciones.

Su contenido histórico es enorme, ya que está lleno de obras de arte de los siglos XVI al XX. Entre ellas se incluyen colecciones privadas con ejemplares de rifles para caza y muchos otros regalos que le fueron obsequiados a Carlos Felipe por el propio Napoleón.

En este castillo, durante el año 1873, murió Edmundo de Schwarzenberg, quien fue un importante mariscal de campo de Austria-Hungría y es uno de los lugares que no puedes dejar de conocer.

Cómo llegar al Castillo de Orlik desde Praga: Maps.

¿Qué castillo visitar en República Checa? Conclusión:

La República Checa está repleta de joyas arquitectónicas distribuidas por todo su territorio y que se han conservado durante muchos siglos. En este artículo solo te hemos enseñado una parte minúscula con alguno de los castillos de la República Checa más famosos.

Si eres amante de este tipo de estructuras, te invitamos a realizar una escapada cultural para visitar alguno de sus castillos de ensueño, verás que no deben envidiar nada al Valle de Loira en Francia o a los Castillos de Inglaterra. Seguro que disfrutas de unas magníficas vacaciones ¡Nos vemos en Praga!

Deja un comentario

error: Content is protected !!