Carlos IV de Luxemburgo – Biografía

Carlos IV de Luxemburgo fue la persona más poderosa en la Europa del siglo XIV y llevó a Praga a su máximo esplendor, convirtiéndola en la gran capital centroeuropea.

Más praguense que nadie

Lo fue porque nació el 14 de mayo de 1316 en el centro de la Ciudad Vieja, cerca de la Iglesia de Tyn. Fue bautizado como Wenceslao, heredando el nombre de su abuelo y su tío, anteriores reyes de Bohemia.

Hijo de lsabel Premyslida y Juan de Luxemburgo. Heredero de la dinastía Premyslida, que fue una antigua familia aristocrática checa cuyo origen se pierde en las leyendas eslavas. La familia se quedó sin representantes varones, por lo que el trono pasó a Isabel Premyslida, y tras su matrimonio con Juan de Luxemburgo nació el futuro Carlos IV.

Eran años difíciles los primeros del siglo XIV, con el asesinato del hermano de Isabel Premyslida y las posteriores intrigas para sentarse en el trono real, por lo que el gran objetivo de la pareja era recuperar la estabilidad política para Bohemia.

No fueron capaces ni de estabilizar el propio matrimonio que pronto empezó a sufrir las diferencias políticas de ambos. Juan de Luxemburgo tenía 14 años al casarse e insistía en reinar desde Francia donde estaba emparentado con los reyes; Isabel, que era cuatro años mayor, no quería ceder el poder que legítimamente había heredado y participar activamente en la política checa sin salir de sus fronteras.

Isabel Premyslida compartía los intereses de la alta nobleza checa, mientras que Juan de Luxemburgo era visto como un rey extranjero. Para imponer su autoridad el rey mandó encarcelar a su esposa. Con el primogénito pasó tanto de lo mismo, el futuro Carlos IV, que también era del agrado de los checos ya que tenía sangre Premyslida, fue recluido por su padre y al cumplir los siete años fue trasladado a Francia. De este modo le podía formar a su gusto, lejos de la influencia materna. El 4 de abril de 1323 madre e hijo se despiden para no volver a verse jamás

Formado en francia

El mismo año de su llegada a Francia Carlos IV fue desposado con Blanca de Valois, ambos tenían siete años el día de su boda, Blanca era la hermana del futuro rey de Francia Felipe VI. El príncipe checo estaba fascinado con la magnificencia de la corte parisina donde fue tratado como un integrante más de la familia real.

Un punto importante en el desarrollo en la mentalidad del futuro emperador, fue que Carlos IV  estudió en la Sorbona de París bajo la tutela del sacerdote Pierre de Rosieres futuro papa Clemente VI.

Crónica Zbraslav. Siglo XIV
«En el mismo año en el día de San Ambrosio Obispo, Wenceslao, el hijo mayor del Rey Juan, heredero de Bohemia, fue llevado al Reino de Francia por orden de su padre…”

Pierre de Rosiers se convirtió en un amigo cercano y decisivo en el apoyo de Carlos IV para convertirse en emperador. En París se formó como hombre, pero también tomó posiciones para el futuro reparto de poderes europeos que estaba por venir.

También recibió en París la confirmación y el nombre de su padrino, el rey de Francia y Navarra Carlos IV El Hermoso, que también era su tío.

Paso por Italia antes de volver a Praga

El 29 de marzo de 1331, Viernes Santo, llegó a Pavía para ayudar al papa Juan XXII en los conflictos armados repartidos por toda la península. Tres días después de su llegada, salvó un intento de envenenamiento por guardar ayuno después de misa.

También corrían peligro los dominios de la Casa Luxemburgo en Brescia , Bérgamo , Parma , Cremona , Pavía , Reggio, Módena y Lucca, donde creó una fortaleza que lleva el nombre Montecarlo en su honor. Pese a no poder mantener todo el patrimonio familiar, la campaña en Italia sirvió para que el heredero checo ganará prestigio.

Enfrentamientos con su padre Juan de Luxemburgo

El rey de Bohemia, su padre Juan de Luxemburgo habitaba el reino, por lo que los nobles checos reclamaron la presencia de Carlos. En otoño de 1333 llega a Praga donde se encuentra sólo, no conocía, su madre murió tres años antes repudiada y sus hermanos estaban en el extranjero, todos enemistados con su padre. Ni siquiera hablaba bien el idioma checo pues marchó a Francia siendo un niño.

(…)Y así, cuando llegamos a Bohemia, no encontramos a ningún padre, ni madre, ni hermano, ni hermanas, nadie conocido. También olvidamos por completo el idioma checo, pero luego lo aprendimos de nuevo, así que hablamos y entendimos como cualquier otro checo (…)

Carlos IV

El poder de Carlos era muy limitado, no tenía a nadie de su confianza cerca de él, fue haciéndose sitio entre la aristocracia checa que le abrieron las puertas de sus palacios:

(…) Encontramos este reino tan devastado que no encontramos un solo castillo libre que se tuviera en pie, así que no teníamos lugar para vivir, sino en casas burguesas como cualquier otro burgués (…)

Carlos IV

El Castillo de Praga había sufrido un incendio en 1303, estaba siendo reconstruido siguiendo el gótico francés que tanto le gustó en su infancia. De este modo podría hacer que su amada esposa Blanca de Valois se sintiera como en casa aun estando tan lejos de ella.

En aquellos momentros el rey de Bohermia seguía siendo Juan de Luxemburgo, que en enero de 1336 se casó con Beatriz de Borbón. La nueva reina y su séquito fueron presentados en la iglesia de San Jakub pero ninguno de ellos hablaba checo, sólo francés. La nobleza checa se vio invadida y desplazada de los ciurculos de poder, y necesitaban recuperar posiciones.

(…) nuestro padre vino a Bohemia y trajo con él una esposa con la que se casó como reina, llamada Beatriz, hija del duque de Borbón, de la familia de los reyes franceses (…)

Carlos IV

Carlos sí que hablaba checo, y además llevaba sangre de los Premyslidas, la auténtica dinastía local, por lo que él y su esposa Blanca serán tratados como reyes. Su padre se sintió humillado, era el rey Bohemia y sus súbditos, que nunca lo habían querido, no reconocían su estatus. Ante esta bicefalia en la gobernanza, planteó encarcelar a su hijo e incluso tomar las armas. Pero las aguas volvieron a su cauce y unieron sus fuerzas por una causa mayor, la corona del Sacro Imperio Romano Germánico.

Contra el emperador

El emperador Luis IV de Baviera casó a su hijo con la condesa del Tirol, arrebatando el condado alpino a los Luxemburgo que perdían conexión con sus dominios en Italia. El matrimonio se produjo tras anular, sin el permiso del papa, la unión que ella tenía con Juan Enrique de Luxemburgo, hermano de Carlos,  había que defender el honor de la familia y padre e hijos se unirán contra el emperador.

En 1342, Pierre Roger fue proclamado papa en Aviñón bajo el nombre de Clemente VI. Debido a la amistad que compartía con Carlos IV se unió a los checos en la lucha contra el emperador, éste siempre se mostró contrario a las injerencias de la iglesia en la política.

Padre e hijos participaron el 21 de noviembre de 1344 en la puesta de la primera piedra de la catedral de San Vito para darle importancia al mismo, pues se había aceptado recientemente la creación del archidiócesis de Praga, seguramente por su posición en favor del papa.

En julio de 1346 Carlos fue nombrado Rey Romano-Alemán, un título previo a ser nombrado emperador, y lo pudo hacer también gracias al papa Clemente VI, que de esta forma hacia  más fuerte la alianza.

Batalla de Crécy en Francia

Pero rápidamente tendrán que viajar en auxilio de su otro gran aliado europeo, el rey de Francia Felipe VI que sufrió la invasión de los ingleses dentro de la que después se llamará Guerra de los Cien Años.

Batalla de Crecy, muerte de Juan de Luxemburgo
Julian Russel Historia del Príncipe Negro en la batalla de Crecy. A sus pies se encuentra el cadáver del rey Juan de Bohemia. 1888

El 26 de agosto sufrieron una dura derrota al norte en Crécy, Juan de Luxemburgo era ya ciego y pidió a sus escuderos que atasen entre sí las riendas de los caballos y que lo guiaran hasta el centro de la batalla. 

Fue una horrible derrota del bando francés, el hijo del rey de Inglaterra tuvo aquí su primera gran victoria militar. Lo llamaban El Principe Negro y admiró la valentía con la que murió su oponente Juan de Luxemburgo, que en adelante será llamado El Ciego.

 Se dice que la grandeza de una victoria está en la bravura de los derrotados, por eso el Príncipe Negro quiso llevar consigo el espíritu del fallecido rey de Bohemia.

Al verlo muerto en el suelo con los caballos atados entre sí, le impresiono la corona con tres plumas blancas de avestruz y el lema de su caballería “Ich dien” (“Yo sirvo” en alemán), que serán añadidos al escudo del principado de Gales.

Carlos fue llevado sacado de la batalla por los escuderos del rey:

«Cuando los otros nobles vieron que el rey Juan había caído en la batalla y pereció para no perder a los dos gobernantes, sacaron a su hijo, el señor Carlos, que había luchado valientemente cerca y ya estaba herido por las balas enemigas, a pesar de su resistencia y contra su voluntad de esta batalla. Lo llevaron a un lugar seguro” (crónicas de Beneš Krabice de Weitmile)

Carlos IV
Retrato Carlos IV de luxemburgo

Herido de guerra era ya el rey de Bohemia, pero debía volver para su coronación atravesando territorios del emperador Luis IV, un enemigo declarado que no dudaría en acabar con él si lo capturaba. Con gran astucia Carlos cruzó Europa disfrazado de escudero y gracias a su dominio de los idiomas alemán, francés, latín, italiano y checo pudo llegar hasta Praga en enero de 1347.

Carlos IV rey de Bohemia

Bohemia por fin iba a tener un rey que quería gobernar desde Praga y tenía el respaldo de la aristocracia local.  Para el gran día que tanto esperaba mandó confeccionar la suntuosa corona de San Wenceslao, el patrón de Bohemia.

El 2 de septiembre de 1347 Ernesto de Pardubice lo coronó en la catedral de San Vito en el castillo de Praga. Era respetado por media Europa, la otra mitad en cambio lo consideraba un títere del papa.

Carlos estaba preparado para enfrentarse a su gran enemigo, tenía alianzas y soldados suficientes para iniciar las hostilidades pero, de forma inesperada en octubre del mismo año recibe la noticia de que Luis IV había muerto por accidente en una cacería de osos.

La estrategia para llegar a emperador

El camino al trono de emperador empezaba a despejarse gracias al apoyo del rey de Francia y sobretodo del papa; pero no era conveniente llegar al poder con media Europa en su contra.

Entre junio y julio de 1348 consigue alianzas con el duque Alberto II de Austria y con Eduardo III de Inglaterra, este último le prometió no competir por la corona de emperador mientras Carlos se mantuviera neutral en la Guerra de los Cien Años.

La mala noticia de ese verano fue la muerte de su esposa Blanca de Valois. Sólo le quedaba la adhesión de la alta aristocracia alemana donde claramente destacaban los Wittelsbach, propia familia del emperador muerto, su gran enemigo. Ellos tenían otro candidato, pero sus planes se vinieron abajo con el movimiento que hizo el rey checo en marzo de 1349.

Carlos IV se casó con Anna Wittelsbach, prima de aquel que fuera su enemigo, y conseguía así la legitimidad para alzarse al trono, además de ampliar los dominios de Bohemia hacia el oeste. Un movimiento estratégico para conseguir el título de emperador.

Praga como capital de imperio

Hará de Praga su ciudad imperial ganándose el cariño de los checos, que lo llamaban Karel, pero para ello tuvo que llevar a cabo un enorme plan urbanístico. En marzo de 1348 envió la orden de ampliar Praga hacia la Ciudad Nueva, siendo por tamaño una de las ciudades más grandes de Europa.

El 7 de abril de 1348 se firman los documentos que dan nacimiento a la Universidad de Carlos. También la llamaban La Universidad de las Cuatro Naciones porque la comunidad académica estaba compuesta por maestros y alumnos checos, bávaros, sajones y polacos. Por su carácter internacional, pronto ganó prestigio y Praga se convirtió en la capital del arte y el conocimiento de la Europa central.

La reputación del monarca se extendió por todo el continente era un soldado atlético con excelente formación para la política internacional, la encarnación del perfecto gobernante humanista. El padre de dicho movimiento Francesco Petrarca le mostró la admiración que sentía por el, y tras conocerse en Mantova, tuvieron relación por carta.

El 10 de junio de 1348 mandó construir el castillo que Karlštejn para guardar las joyas de la corona y varias reliquias checas. Era su gran joyero con paredes de piedra.

Preparó Bohemia para las necesidades que un emperador merecía, en verano de 1350 otorgó el título de ciudad a Karlovy Vary para aprovechar las propiedades de las aguas termales del río.

De Praga a Roma

Su maestro Clemente VI el papa con sede en Aviñón muere en 1352 tras un mandato de gasto desmedido y banal, su sucesor Inocencio VI quiso cambiar el rumbo que llevaba la iglesia cambiando parte de la política establecida, se frenaban las ansias de Carlos por ser coronado.

Durante los siguientes años agasajó con regalos al nuevo pontífice que nunca daba su aprobación, por lo que ya cansado de tanto esperar, el flamante rey de Bohemia decidió marchar a Roma para ser para ser hacer presión.

El 5 de abril de 1355 llega a Roma con su tercera esposa Anna de Swidnica y 4000 soldados checos e imperiales. El cardenal delegado del papa Pierre de Colombier lo coronó al nombre de Karolus Quartus, el primer emperador del Sacro Imperio Romano Germánico nacido en tierras checas.

Emperador en el peor momento; la peste negra.

Carlos IV fue el emperador en uno de los periodos más oscuros de la historia de Europa. En Italia continuaban las guerras internas, Francia e Inglaterra seguían en guerra pese a que el emperador checo trató de mediar entre ambos sin éxito.

Construccion-del-puente-de-Carlos-1357
Construcción del Puente de Carlos en 1357

La peste negra se había llevado las vidas de un tercio de la población del continente, y en mitad de tal tragedia las autoridades de la iglesia católica disfrutaban de los placeres mundanos, lejos de la moral que predicaban. El propio Clemente VI dijo de sí mismo que: me comporté como un pecador entre pecadores.

Se estaba sembrando la semilla de los futuros movimientos reformistas.

Mientras tanto en Praga, el 9 de julio de 1357 se había empezado a construir el gran puente que llevará su nombre.

El Puente de Carlos sirvió para unir las dos orillas de la ciudad y era un punto de tráfico de mercancías clave para el comercio en toda la región.

Legado y últimos años

La política imperial de Carlos IV fue que el hijo que tuvo con su cuarta esposa Isabel de Pomerania, el futuro Wenceslao IV, fuera elegido emperador tras su muerte. Para ello necesitaba recuperar la confianza de su sobrino el rey de Francia que estaba claramente molesto por no haber recibido apoyo en la guerra contra los ingleses.

En diciembre de 1377 el emperador checo llega a Cambrai, la primera ciudad francesa al este, acompañado de su primogénito. El viaje fue realmente duro para Karel que a sus 61 años estaba enfermo de gota y se dolía de las numerosas heridas de guerra.

Su sobrino ordenó desde París que hubiera caballos blancos la más lujos de las carretas con una camilla para que lo llevarán a palacio. Tras un largo descanso en la capital consiguió los acuerdos pertinentes para que la corona francesa aceptara al heredero Wenceslao.

Pero no pudo solucionar el cisma papal que será un lastre insuperable durante el reinado de su hijo. El año 1378 lo pasará en el castillo de Praga convaleciente, no podía andar porque se rompió el fémur al caer de su caballo.

El 29 de noviembre, tres horas después del atardecer murió por una neumonía, su cadáver embalsamado fue expuesto durante once días en diferentes puntos de Praga. Cuando lo bajaron desde el castillo a la Ciudad Vieja 7000 personas llenaron las calles de la ciudad en recuerdo del emperador muerto.

Carlos IV, la persona más importante según los checos

Actualmente sus restos descansan en la cripta real de la catedral de San Vito que él mismo mandó construir, en la ciudad que siempre consideró su casa. Eso es lo que nunca han olvidado los checos desde el siglo XIV, llegó a emperador sin olvidar de donde venía.

En el año 2005 la televisión checa (Česká televize) hizo una encuesta pública para saber quién era la personalidad más importante vinculada a estas tierras, Carlos IV fue el ganador por delante de Tomáš Garrigue Masaryk primer presidente de Checoslovaquia en 1918, de gran influencia en la política internacional después de la I Guerra Mundial.

Otra personalidad checa importante para la historia europea fue Comenio, los checos lo recuerdan en el billete de 200 coronas checas, y en la votación del 2005 quedó en cuarta posición.

» aquellos que estaban constantemente hambrientos de los frutos de la ciencia no tuvieran que pedir limosna en el extranjero, sino encontrar en el reino una mesa preparada para ellos para una fiesta»Carlos IV

Escultura de Carlos IV frente al puente

Deja un comentario