El Funicular de Petřín – Historia, horarios y precio.

El Funicular de Petrin está funcionando desde el año 1891, año de su inauguración. Se encuentra en el monte del que recibe su nombre. Es la mejor forma de subir los más 130 metros hasta la cima y obtener una de las mejores panorámicas de Praga.

Su inauguración se debió a la Exposición universal de Praga que se celebró en el año 1891. Con el paso de los años, este funicular se ha convertido en una atracción en la ciudad y una visita imprescindible si viajas a Praga con niños.

Historia del Funicular

A los praguenses siempre les ha gustado subir al monte Petřín para disfrutar de la tranquilidad de su parque o de sus increíbles vistas. A la par de este mirador, sus creadores buscaron la forma más cómoda para dar completo acceso al público, de modo que lo inauguraron durante el año 1891.

En sus orígenes, la longitud del funicular era más corta, ya que solo subía hasta donde se encuentra el restaurante Nebozízek y su estación de abajo no estaba a la altura de hoy en día. Durante el imperio Autro-Hungaro se convirtió en la más larga, pues durante su reconstrucción se movió la estación inferior y se prolongó la superior, por apertura del Muro del Hambre hasta llegar al mirador.

Como parte de sus mejoras, fue provisto de sistemas de seguridad mediante cuerdas, para frenarlo inmediatamente en caso de emergencia y su funcionamiento quedó a cargo de máquinas eléctricas Ward-Leonard, ubicadas en la estación superior.

Dotado con un sistema automático y la estación en Nebozízek, cuenta con una amplia capacidad para turistas, puede cargar dentro de cada coche a 35 personas sentadas y 70 de pie.

El funicular de Petrin estuvo detenido entre los años 1965 y 1985, a causa de los deslizamientos de tierra. Tanto tiempo inactivo ocasionó el deterioro de sus vías y partes móviles, por lo que tuvo que ser restaurando y sigue funcionando hasta nuestros días. Su motor cuenta con un rendimiento de 106 kW y es ayudado a través de 190 poleas.

El funicular de Petrin trabaja mediante dos cuerdas que dirigen sus dos coches suspendidos en el aire; una de ellas es la de tiro, mientras que la otra es de freno, empleada solo durante las emergencias. Está provisto de un indicador de vía que vigila el posicionamiento de cada coche durante su recorrido a una velocidad de 4 m/s.

Horario y Precio

Parada baja del Funicular

Generalmente, el funicular de Praga está operativo desde abril a octubre, todos los días de la semana en un horario comprendido entre las 9 de la mañana y las 23:30 de la noche.

Cada coche llega con una frecuencia de 10 minutos y para poderte montar necesitas adquirir billetes del transporte público de Praga.

Algunos de estos billetes y abonos pueden ser utilizados dentro de varios tipos de servicios, como es el caso de trenes, autobuses, metro o el propio funicular de Petrin. Su costo depende de las necesidades de cada usuario, los más frecuentes son:

  • Básico, cuando será empleado durante los primeros 90 minutos y su costo es 32 CZK.
  • Limitado, que es el que te permite emplearlo por 30 minutos y cuenta con un costo de 24 CZK.
  • Por un día, con una validez de 24 horas y un costo de 110 CZK.

Lo bueno de todos ellos es que los puedes utilizar en diferentes medios de transporte, según tus necesidades particulares. Te esperamos en el funicular de Petrin.

Cómo llegar al funicular

Se puede acceder a él tanto desde la parte alta como baja, aunque por comodidad recomendamos cogerlo desde la parada baja en la calle Ujezd y subir con él.

Deja un comentario