Isla de Kampa en Praga – Cómo llegar, los Bebés y qué ver

La isla de Kampa se encuentra al final del Puente de Carlos, en su extremo de Malá Strana. Es una gran desconocida entre los viajeros, y es una pena, porque es una zona verde, muy tranquila y que ofrece multitud de actividades durante todo el año. A continuación conocerás todos los atractivos de este destino turístico.

Foto del canal desde el Puente de Carlos

Historia de Kampa

La isla de Kampa es considerada una de las zonas más románticas de Praga, por algo se la conoce como la pequeña Venecia. En sus inicios no era una isla como tal, el canal que la separa de Malá Strana fue excavado y consolidado durante la Edad Media. Su función era crear un flujo de agua constante y con la fuerza suficiente como para mover los molinos que se construyeron posteriormente.

Durante siglos, este espacio fue habitado por gente humilde, era una zona agraria en donde había huertos y molinos de madera. Hoy en día podemos encontrar todavía dos molinos antiguos, aunque son a modo de exposición y para recordar el origen de Kampa.

Las primeras casas de piedra que aparecieron en la isla de Kampa fueron de artesanos, albañiles y carpinteros que ayudaban en las labores de mantenimiento del Puente de Carlos. Relacionado con estas profesiones, la plaza principal de la isla albergó durante siglos un mercado de artesanías y cerámica.

Tras el gran incendio de Mala Strana en el s.XVI, la isla Isla sufrió un cambio, se subió el nivel de tierra y se construyeron algunos de palacios y edificios. Fue entonces cuando fue adquiriendo ese estilo renacentista y posterior barroco que podemos ver actualmente.

Una isla de relax dentro de la ciudad

Rueda de molino y el duende Vodnik de fondo

Cuando visites Kampa encontrarás una extraordinaria área verde que conserva pocas cosas de su pasado rural. Es ideal para dar un paseo relajante, sentarte a leer a la sombra de los árboles o a tomar el sol en verano con una cerveza. Es una de nuestras favoritas, porque aún estando en pleno centro, puedes huir de turistas, el ajetreo de la ciudad y disfrutar de la tranquilidad y el romanticismo de la zona.

En esta isla debes aprovechar el tiempo para pasear tranquilamente por ella, desde allí podrás ver una perspectiva diferente de la antigua ciudad de Praga. Es un lugar para visitar con suficiente tiempo, si lo que buscas es pasar un día tranquilo en contacto con la naturaleza.

Es un sitio tan pintoresco y especial que se ha convertido en el preferido de muchos artistas y famosos checos. Algunos de ellos han trasladado sus residencias a esta zona.

Leyendas de Kampa

Bebés gigantes de la Isla de Kampa
Los bebés gigantes de David Cerný

Una leyenda muy extendida, cuenta que el nombre de Kampa se originó en el S.XVII, cuando las tropas españolas, los tercios de Flandes, vinieron a Praga ayudar a Fernando II en la Guerra de los 30 años contra los protestantes. La Batalla de Bilá Hora tuvo lugar en 1620, muy cerca de Praga, y fue una victoria decisiva para el bando católico. Se dice que los soldados españoles acamparon en la Isla y del amargo recuerdo que dejaron, la isla se quedó con el nombre de campamento. Campus/campamento: Kampa en checo.

Esta leyenda no es cierta, ya que la primera mención al nombre de Kampa es de 1169, cuando se construyó la Iglesia de la Orden de Malta.

Otra historia muy famosa es la que da nombre al canal de la diablesa. Se dice que en la casa de los siete diablos habitaba una lavandera que trabajaba en el canal. La mujer tenía muy mal temperamento, insultaba y trataba extremadamente mal a los que pasaban cerca de su casa, tal era la conducta de esta señora que lo vecinos creían que era un ser infernal. Tal ha sido el recuerdo de esta señora que dejó marcado el lugar en el que vivió.

Y por último, una que no es una leyenda, pero cabe destacarla también. En agosto del 2002, la Isla de Kampa desapareció bajo el Moldava. Las lluvias torrenciales de verano no pararon durante horas y el caudal del río no tuvo capacidad para desalojar todo el agua que cayó. El cauce del Moldava subió más de 4,5m. Todavía hoy verás algunas marcas de agua en la pared, la más famosa junto al Pud de Jonh Lennon.

El Molino del Gran Prior

Antiguamente, la isla era conocida por los molinos que el canal hacía funcionar. En la actualidad eso ha cambiado, aunque aun se puede seguir contemplando la rueda de ocho metros de diámetro. Podríamos decir que es el único molino «original» que ha sobrevivido.

Si pasamos a su interior, además de poder ver la maquinaria del molino, encontraremos la Kavárna Mlýnská, un restaurante bastante curioso decorado por David Cerný. En este espacio podrás encontrar de todo expuesto en las paredes o sobre las propias mesas. Una de las cosas que más llama la atención es la barra del bar, creada en policarbonato transparente y en su interior David Cerný metió objetos de los vecinos de Malá Strana.

Puntos de interés dentro Kampa

Los pingüinos amarillos de Praga

Museo Arte Moderno de Kampa: consta de varias salas de exposiciones, la permanente y principalmente del artista František Kupka, que es la mayor colección de pintura abstracta moderna del país. Luego hacen varias temporales que van renovando a lo largo del año y suelen ser muy interesantes.

Los Bebés Gigantes (Miminka): son otra de las extravagantes esculturas del artista David Cerny que podrás encontrar por Praga, representan a unos bebés de 215kg y más de 2,5m de bronce que no tienen cara. Aparecieron en el año 2000 y como el resto de obras de este artista la interpretación y el significado está abierto a cada uno de nosotros.

Los Pingüinos amarillos de Praga: son un conjunto de 34 pingüinos amarillos colocados en 2008 como parte de la exposición Re-Evolución. Están hechos de botellas de plástico recicladas y tratan de concienciar sobre la importancia del reciclaje y del cambio climático.

Jardines Kampa: al fondo de la isla, podemos encontrar un gran espacio verde de árboles y bancos. Todo este Jardín de Kampa corresponde a la unión de varios jardines que pertenecían a los edificios colindantes de la antigua aristocracia.

Puente de los candados de Praga: es una pequeña pasarela entre la Isla de Kampa y la Plaza donde está el Muro de John Lennon, por favor, no pongáis candados en los puentes.

Cómo llegar a la Isla de Kampa

La mejor manera de llegar a la Isla de Kampa es atravesando a pie el Puente de Carlos en dirección Malá Strana. Antes de llegar al final del puente verás que hay unas escaleras a la izquierda, si bajas por ellas llegarás a tu destino.

Deja un comentario