Metrónomo de Praga – Historia y cómo llegar.

El enorme metrónomo de Praga fue símbolo de los nuevos tiempos de la República Checa, conmemora la transición hacia la libertad y democracia en un país que sufrió durante más de medio siglo una ocupación nazi y una dictadura comunista.

El Metrónomo ocupa un lugar privilegiado, en uno de los mejores miradores de Praga. En el lugar donde se encuentra, se ubicaba anteriormente el gigante monumento a Stalin que fue destruido años más tarde de su muerte en 1962.

Metrónomo de Praga

Historia del Metrónomo

Con el cambio político en 1989 nació un movimiento de restauración de la antigua República Checoslovaca. En medio de este ambiente de modernización, surgió la necesidad de contar con un símbolo nacional que se erigiera sobre las ruinas del sistema anterior, teniendo como objetivo renovar la esperanza en la gente.

El metrónomo diseñado por el escultor Vratislav Karel Novák, fue construido en 1991 sobre un enorme pedestal de piedra que inicialmente sirvió como base del monolito dedicado Josef Stalin. Está en la cima del parque Letná y puede verse desde multitud de puntos en la ciudad.

Desde el metrónomo de Praga podrás disfrutar de uno de los mejores atardeceres de la ciudad, te recomendamos que subas a última hora de la tarde y veas el espectáculo disfrutando de una cervecita


El metrónomo emula el instrumento musical que se utiliza para marcar el tempo, es una escultura cinegética, es decir, se mueve. Los praguenses dicen que el monumento sirve para recordar que desde la caída del comunismo, es el propio pueblo quien marca el tempo de su libertad y de su vida. Una metáfora bonita y que casa muy bien con la tremenda cultura musical que hay en Praga.

En 1990 la emisora Radio Stalin operó desde un refugio antibombas que, aun hoy en día, se encuentra por debajo de la base de la estatua y que antes había servido como local para el primer club de rock de Praga. Actualmente es un bar en el que podrás pedir unas cervezas y disfrutar de las vistas panorámicas de Praga.

Antes del Metrónomo: la escultura de Stalin.

Escultura de Stalin en Praga

Antes del Metrónomo de Praga, en el mismo emplazamiento se construyó en 1955 la escultura dedicada a Stalin más grande del mundo. Se comenzó a construir sobre Praga en los años cincuenta, dedicado al hombre que dominó la URSS por cerca de treinta años.

La escultura de Stalin no duró mucho, ya que unos años más tarde, cuando Nikita Kruschev se convirtió en primer secretario del partico comunista y opositor de Stalin, decretó el fin del culto Stalinista y la retirada de sus figuras de la Europa comunista. Con 15 metros de alto y 22 de largo, este monumento era justamente el reflejo de aquello que querían evitar.

Como detalle curioso, los arquitectos de la escultura colosal se suicidaron antes de que se revelara oficialmente al mundo


Este monumento fue objeto de burlas de la gente común desde el principio. De hecho, lo llamaban la cola del pan, porque mostraba una figura del secretario general del PCUS, seguido de otras figuras alegóricas.

La destrucción de la estatua fue realmente desorganizada y patética. Se trató de hacerlo en secreto, para que la población no lo presenciara. Decidieron dinamitarlo de noche, en una madrugada de 1962 y fue tal la explosión que trozos de la estatua cayeron sobre varias viviendas.

Como todo lo que trata de ocultarse, siempre algo sale mal. A la mañana siguiente parte de la estatua seguía en pie, de modo que tuvieron que trabajar varios días para terminar de demolerla, quedando solamente el gran pedestal donde se erigía.

Esta estructura quedó en el olvido durante años pero realmente por tener una ubicación excepcional valía la pena destacar, es por esto que surge la idea de crear un símbolo nacional del nuevo rumbo de la República Checa.

¿Cómo llegar al metrónomo?

Se encuentra en la parte alta del monte Letná, hay varios tranvías que dejan en la parte baja, pero la subida irremediablemente hay que hacerla a pie.

Deja un comentario