Praga en 2 días – ¿Qué hacer en Praga en 48h?

Si estás organizando un fin de semana en Praga, seguramente sepas que es la capital de la República Checa. Lo que no saben muchos viajeros es que durante siglos fue la capital del Sacro Imperio Romano Germánico, desde el Castillo de Praga se tomaban las decisiones que afectaban a buena parte de Europa. Por esto, y mucho más, tiene un patrimonio histórico y cultural que la hacen ser uno de los destinos turísticos más importantes de todo el mundo.

Si te interesa ampliar la información de algún monumento o edificio que mencionamos aquí, puedes hacer click en los enlaces que te iremos dejando.

Te invitamos a leer esta guía de qué hacer en Praga en dos días, donde hemos incluido lo imprescindible en cuanto a monumentos y ruta que no te puedes perder. ¡Guarda esta página para cuando vengas, así podrás consultarla en cualquier momento!

Praga en 2 días ¿Cómo organizar la visita?

Planificar qué hacer en Praga en dos días es relativamente fácil, nuestra recomendación es aprovechar la división natural del Moldava para recorrer cada parte en un día diferente. De esta forma podemos asegurarnos de que las distancias son cortas y no perdemos tiempo en los desplazamientos.

Como puedes ver en la imagen superior, destinaremos el Día uno a la ciudad vieja, barrio judío y ciudad nueva (derecha), y el día dos a Malá Strana, Isla de Kampa, Hradcany con el castillo y Petrin (izquierda). Te dejamos una tabla con algunos de los puntos más destacados de cada día, aunque hay muchísimos más que irás viendo:

Día 1 – Orilla esteDía 2 – Orilla oeste
Ciudad Vieja (Staré Město)Puente de Carlos
Plaza CentralIsla de Kampa
Iglesia de TynnMalá Strana
Reloj AstronómicoMuro de John Lennon
Barrio Judío (Josefov)Malostranské náměstí
Sinagoga EspañolaIglesia de San Nicolás
Cementerio JudíoCalle Nerudova
Sinagoga Viejo NuevaPlaza del Castillo
Ciudad Nueva (Nove Město)Castillo de Praga
Casa DanzanteCatedral de San Vito
Plaza de CarlosCallejón del Oro
Plaza WenceslaoMonte Petrin

Primer día en Praga – Orilla este

Una vez que has llegado a esta ciudad, lo más difícil será decidir qué hacer primero, porque contarás con muchas opciones. Pero no te preocupes, nuestro interés es que puedas conocer los mejores lugares de Praga en dos días y siguiendo este itinerario te darás cuenta de que es tiempo suficiente y que no te irás con la sensación de que te faltaron cosas por ver.

#1 Plaza de la Ciudad Vieja, el reloj astronómico y el Ayuntamiento

Reloj Astronómico de Praga
Reloj Astronómico de Praga

No hay otra opción mejor que empezar a conocer Praga desde la Plaza de la Ciudad Vieja. Este ha sido su centro neurálgico desde hace siglos y aunque no lo creas, sigue siendo la estampa más famosa de la ciudad actualmente.

Si te sitúas en mitad de la plaza, tendrás una vista de 360º de los edificios más significativos de Praga, entre los cuales podrás ver el antiguo Ayuntamiento, la Iglesia de San Nicolás (barroca), la iglesia de Tynn (gótica), la columna mariana, el monumento a Jan Huss y el Palacio Kinsky.

También puedes ver el famoso Reloj Astronómico, que hallarás en uno de las caras de la torre del ayuntamiento. Es uno de los relojes más impresionantes de Europa, aun habiendo sido construido en el año 1410 y haber pasado varias guerras e incendios, se encuentra en perfecto estado.

Existe una leyenda bastante macabra de la época, en la que el relojero que lo construyó, Jan Hanus, le dejaron ciego para que no pudiera volver a construir una obra igual a esta, nunca más. Es una leyenda, pero con los checos nunca se sabe.

#2 Teatro de los Estados, Universidad de Carlos y Torre de la Pólvora

A unos 500 metros de salir de la Plaza de la ciudad vieja por la calle Železná, encontrarás la Universidad de Carlos y el Teatro de los Estados juntos el uno al otro.

La Universidad de Carlos (izquierda) fue fundada por Carlos IV, como no podía ser de otra manera, en 1348. Fue un adelanto muy importante para la ciudad de Praga, ya que fue la primera universidad de Europa Central. El edificio, como podrás comprobar, no parece tan antiguo, y es que en los últimos días de la Segunda Guerra Mundial fue bombardeado por los alemanes, con lo que tuvo que ser reconstruido posteriormente.

En la actualidad, la Universidad de Carlos cuenta con varios edificios repartidos por la ciudad en los que se imparten las diferentes maestrías. El edificio que tienes enfrente quedó como el rectorado, ya no se imparte clase en él.

A la derecha encontrarás el Teatro de los Estados, construido en 1783. Cabe destacar que en la actualidad es uno de los puntos culturales más importantes de Praga. En su interior se estrenó la obra Don Giovanni de Mozart, la cual fue un completo éxito.

Si pasas a través de los dos edificios por la pequeña calle que los separa, acabarás en una plaza bastante tranquila en la que podrás ver la fachada trasera del Teatro. Si continúas hacia el final de la plaza encontrarás la Torre de la Pólvora a la derecha.

#3 Barrio judío de Praga (Josefov) cementerio y sinagogas

Cementerio-Judio-de-Praga
Cementerio Judío de Praga

Para continuar el recorrido, dirígete hacia el Barrio Judío. Es una pequeña zona en el centro de Praga, que está entre la Cuidad Vieja y el río, son unas pocas calles de extensión con lo que no hay pérdida y es fácil recorrerlo.

Para leer más información de las sinagogas y el cementerio judío puedes consultar nuestro artículo más detallado sobre el Barrio judío.

Entre los espacios más importantes que no puedes dejar de visitar en esta zona, se encuentran las 6 sinagogas del sector y el antiguo cementerio judío.

#4 Ciudad Nueva (Nove Mesto)

Casa Danzante en Praga
Casa Danzante

En la segunda parte del día, no dirigiremos hacia la Ciudad Nueva de Praga, dependiendo de dónde hayas comido será un paseo de 10-15 minutos, es la continuación de la ciudad vieja, así que no está nada lejos.

Podemos decir que lo más bonito de esta zona se ubica en la orilla del río o cerca de ella, así que lo mejor será que te dirijas hacia el río Moldava y una vez lo encuentres, camines hacia la izquierda. Nuestro objetivo será llegar hasta la Casa Danzante, es un paseo de media hora aproximadamente, en el que veremos el Teatro Nacional, la Columna de Francisco I, el Palacio Žofín (dentro de la isla), unas vistas espectaculares del Castillo de Praga y algunas sorpresas más.

Una vez lleguemos a la casa Danzante tendremos que girar a la izquierda hacia la avenida que sube. A mitad de camino encontraremos a la izquierda la iglesia de San Cirilo y San Metodio, donde ocurrió uno de los acontecimientos más sonados durante la Segunda Guerra Mundial, el asesinato de los integrantes de la Operación Antropoide.

Si te interesa saber más sobre la espectacular Operación Antropoide puedes realizar el Tour del Nazismo y Comunismo donde explicamos todo lo que sucedió en el S.XX y entramos en la cripta para desarrollar la historia de la planificación y actuación.

Si continuamos por la avenida llegaremos a la Plaza de Carlos, uno de los mayores espacios verdes del centro. Fue fundada en 1348 y aunque dista mucho de parecerse al mercado de ganado para el que servía en sus inicios, sigue guardando cierta esencia de la Praga Medieval.

En la plaza podremos encontrar, además de dos grandes espacios verdes y sus fuentes, el monasterio de San Juan Nepomuceno, la iglesia de San Ignacio de Loyola, el viejo Ayuntamiento de Praga y el edificio de la Universidad Politécnica.

#5 Plaza de Wenceslao

Plaza de Wenceslao atardeciendo

Cerca de culminar tu primer de paseo por la ciudad checa, puedes dirigirte al centro de la Ciudad Nueva. Allí encontrarás la hermosa Plaza de Wenceslao, en donde han ocurrido muchísimos de los eventos más actuales de la historia de la capital checa. Es bastante amplia y se encuentra rodeada por muchos de los edificios más chic de la ciudad.

#6 Teatro Negro

Como opción alternativa, puedes finalizar el día con un atractivo cultural típico de Praga. Consiste en un teatro mudo de luces y sombras, los actores van vestidos de negro, sobre un fondo del mismo color, de esta manera lo único que verás son las representaciones y formas que harán los actores.

Hay varios Teatros negros en Praga, sus obras suelen durar aproximadamente una hora y el comienzo es desde las 6 hasta las 9, dependiendo de la compañía y época del año.

Segundo día en Praga – Orilla oeste

Habiendo disfrutado de la vida nocturna de Praga y descansado lo suficiente, prepárate para despertarte bien temprano. Tomar un desayuno que te ayude a recargar energía y disponerse a disfrutar de este segundo día, donde incluimos muchas más actividad que hacer en Praga.

#1 Puente de Carlos

Puente de Carlos

Para empezar el día por todo lo alto, vamos a comenzar por cruzar a la otra orilla por el puente más famoso de Praga, el Puente de Carlos. ¡Y de verdad que es famoso! Tiene más de 500 metros de largo, un paso peatonal que une a Ciudad Vieja con Malá Strana. Mientras vas caminando sobre el puente, podrás ir viendo las 30 estatuas que se encuentran a lo largo del mismo.

¡Atención! Antes de cruzar el puente por completo, podrás observar que a la izquierda hay una escaleras que bajan, ve por ellas para llegar a la Isla de Kampa.

#2 Isla de Kampa, Muro de John Lennon e Iglesia del Niño Jesús

Muro-de-John-Lennon-EN-mala-Strana
Muro de John Lennon

Según bajes las escaleras te encontrarás ya en la Isla de Kampa. Como detalle curioso, esas escaleras han sido escenario de una de las muchas películas rodadas en Praga, aparecen en la película de Misión Imposible.

Al final de la isla de Kampa están los Jardines Kampa y el Museo Kampa, por si tienes tiempo y quieres llegar hasta allí. Nuestro siguiente objetivo estará ubicado a la derecha de esa plaza, por una pequeña calle llegaremos al Puente de los Candados y nada más cruzarlo veremos el famoso Muro de John Lennon, uno de los puntos más fotografiados de la ciudad.

El Muro de John Lennon se encuentra en una plaza que solo tiene una entrada y una salida, con lo que es difícil perderse. Una vez hayamos visto el mural, deberemos continuar en línea recta y bordear un edificio para llegar a la calle Karmelitská, donde se encuentra la Iglesia del Niño Jesús.

#3 Plaza de Malá Strana e Iglesia de San Nicolás

Iglesia de San Nicolás de Malá Strana

Al final de la calle Karmelitská y con la torre de la iglesia como punto de referencia nos dirigiremos hacia ella. Llegaremos a la Plaza de Malostranské náměstí, centro neurálgico de esta «ciudad pequeña» y una de las mejores plazas de Praga.

La fundación del Barrio de Malá Strana se remonta al año 1257, aunque poco queda de esa época. El barrio empezó a cobrar el aspecto actual principalmente tras el incendio de 1541, que arrasó con la mayoría del barrio, y posteriormente tras la Guerra de los Treinta Años. Estos dos acontecimientos terminaron de transformar esta orilla y convertirla en «La Perla del Barroco«

Dentro de propia plaza, se encuentra la Iglesia de San Nicolás. Su construcción se finalizó en el año 1752, tras varios años de demoras. En su interior podrás ver la decoración típica barroca, con mármoles y dorados cubriendo las paredes. Pero lo que más destaca por encima de todo, son los frescos que recubren la totalidad de las bóvedas y el techo, y el enorme órgano.

La torre de la Iglesia de San Nicolás es la parte más alta del barrio, seguramente la hayas visto desde la otra orilla del río. Se dice que el partido comunista usaba la Torre para espiar los movimientos de la embajada de EEUU, que está a solo unos metros calle arriba.

Algo que seguramente te llame la atención, es el excelente estado de conservación con la que se mantienen los edificios y palacetes. Esta zona de Praga es una de nuestras preferidas, por algo está considerado como uno de los mejores barrios barrocos de Europa.

#4 Castillo de Praga

Castillo de Praga

Cuando termines tu recorrido por Malá Strana y ver la Iglesia, te recomendamos que subas al castillo andando por la calle Nerudova, es una de las que salen desde la misma plaza y es cuesta arriba. Será un paseo de unos 15-20 min, pero merece muchísimo la pena, es una de las calles más especiales de Praga. Si no quieres andar, la otra opción es tomar el tranvía 22 desde la plaza y bajarte en la segunda parada (Prasky Hrad), te dejará en la mima puerta del castillo.

Antes de que accedas al castillo de Praga hay que aclarar que no es un castillo como muchos se imaginan, si no que es una ciudad fortificada, un conjunto de edificios administrativos, religiosos y civiles rodeados por una muralla. Su construcción comenzó en el s.IX y ha sufrido innumerables reformas y ampliaciones desde entonces, la más importante durante el reinado de María Teresa de Austria a mediados del s.XVIII.

¿Sabías que el Castillo de Praga es el castillo antiguo más grande del mundo?

Una vez accedas a su interior verás que está conformado por varios patios, seis para ser más exactos, y es realmente fácil visitarlo, ya que cuenta con una calle que lo recorre casi de punta a punta.

En su interior puedes conocer otros lugares de interés, como la Catedral de San Vito o el Antiguo Palacio Real. Este es uno de los lugares imprescindibles, que no puedes dejar de conocer durante tu visita de dos días por Praga.

#5 Catedral de San Vito

Catedral-de-San-Vito
Catedral de Praga por la noche

Uno de los imprescindibles del castillo es la Catedral de San Vito, uno de los iconos de la ciudad y el edificio más importante del complejo. Su construcción comenzó en 1344 bajo el reinado de Carlos IV, pero se alargó durante casi 600 años debido principalmente al estallido de las guerras husitas y posteriores problemas económicos. Su parte frontal y la fachada se finalizó en 1929.

Una parte de la Catedral de Praga está abierta para poderla visitar de manera gratuita, podrás entrar todos los días hasta las 4pm en invierno y a las 5pm en verano.

La catedral tuvo un peso muy importante en el desarrollo de Bohemia, además de ser la sede del arzobispado, en su interior se coronaron los reyes de bohemia y algunos emperadores del Sacro Imperio Germánico, como Fernando I «El Madrileño», el cual se encuentra enterrado en su interior.

En su interior se pueden encontrar las tumbas de algunos de los reyes más importantes de Bohemia, así como las joyas de la corona.

#6 Callejón del Oro

Callejon-del-oro-en-Praga
Callejón del Oro en Praga

En el mismo Castillo de Praga, casi al final de tu recorrido, se encuentra el Callejón del Oro. ¡Cuidado de no pasártelo! Se encuentra un poco escondido.

Es uno de los lugares más famosos del complejo. Sus bellas casas captan la atención de todos los visitantes, vistosos colores y luces esconden en su interior tiendas, museos y talleres de artesanías.

La casa más famosa del callejón es la número 22 de color azul, donde estuvo viviendo y trabajando Franz Kafka.

#7 Monte Petřín

Para finalizar el segundo día, puedes dirigirte hasta el Monte Petřín. Ubicado a unos 140 metros de altura sobre el nivel del río y con unas vistas maravillosas de toda la ciudad. Desde el castillo es un paseo de 30-40 min por la parte alta. Por el camino puedes aprovechar y ver también el Monasterio de Strahov, allí hay una cervecería donde se vende cerveza de monasterio, creo que podría ser la guinda perfecta para finalizar las vacaciones en Praga.

Si bajas del castillo, también puedes llegar a la cima de Petrin caminando por las escleras o tomando el funicular que sale desde la calle Újezd. Arriba del todo encontrarás la Torre de Petřín con su diseño similar a la torre Eiffel.

Alcanzando la cima de esta torre, tendrás una de las mejores vistas de toda Praga, con lo que obtendrás la fotografía más bonita de todo tu viaje.

Guía de 48h en Praga

Con esta guía de 48h en Praga y los puntos más emblemáticos marcados y explicados en sus respectivas páginas, esperamos que puedas disfrutar al máximo de tu estancia. Habrás visto que en dos días es suficiente para conocer Praga, no olvides tampoco probar la gastronomía del lugar y atreverte con los platos típicos de Praga.

Lo importante es que disfrutes y tengas las mejores vacaciones en nuestra ciudad. Si tienes alguna duda siempre puedes contactarnos.

¡Nos vemos en Praga!

Deja un comentario