Viajar a Praga con niños – 10 Consejos útiles

Comenzaremos diciendo que Praga es una ciudad perfecta para visitar con niños, así que no hay de qué preocuparse. Es fácil encontrar una buena variedad de actividades divertidas para realizar en familia.

Sabemos que viajar con niños no siempre es fácil, muchas veces tenemos que cambiar planes y las cosas nunca salen como queremos. En este artículo te dejamos 7 planes para hacer con niños en Praga y además, 3 restaurantes que, por experiencia, sabemos que les van a gustar.

Viajar a Praga con un Bebé

Nos gustaría diferenciar entre niños y bebés, ya que viajar con un bebé es muy diferente (no te descubrimos nada nuevo). Este artículo va principalmente orientado a niños mayores de 3-4 años, que es cuando pueden empezar a disfrutar más de las actividades que proponemos.

La ciudad de Praga ha intentado mantener su estética medieval en su centro histórico, y eso incluye también el suelo. Debes tener en cuenta que buena parte de la ciudad el suelo está empedrado con piezas grandes y no podrás ir con un carrito de bebé. Bueno, como poder, podrás, pero es una tortura y más si el carro es de rueda pequeña.

Apúntate Gratis a nuestro Free Tour Imprescindible de Praga

🕑 Todos los días a las 10AM y 4PM

🇪🇸 Guías Oficiales Españoles

Si vienes con niños un poco más mayores y que puedan aguantar andando, no hay problema. Pero en caso de que necesites cargarlos o ir en carro, nuestra recomendación es que añadas al equipaje un arnés o mochila portabebés. Te vas acordar de esta recomendación cuando veas el suelo 🙂

Jugar en la Isla de los niños (Dětský ostrov)

Zona de juegos en Dětský ostrov

En el extremo sur de Malá Strana, la Isla de los Niños está equipada con juegos infantiles, toda variedad de columpios, un mini campo de fútbol, tenis y baloncesto, una zona de skate y un por supuesto, un bar cafetería donde los padres pueden tomar un café o una cerveza mientras los peques están jugando. 

Visitar la tienda Hamleys

Tienda Hamley

Es la tienda de juguetes más grande de la ciudad de Praga, podrás acceder a ella desde la calle Na příkopě. Desde que abrió, hace no mucho, se ha convertido en una verdadera atracción de Praga para niños (y no tan niños). Cuenta con tres plantas repletas de juguetes y zonas de pruebas donde poder jugar y pasar un buen rato.

Las dos primeras plantas son de juguetes, en ella tienes un tobogán para bajar, una casa para jugar con las perspectivas y hacerte gigante o enano, zonas de construcción, mesas para hacer manualidades y un largo etcétera. La inferior, cuenta con un mariposario, una exposición gigante de Lego y la sala de realidad virtual más grande de Praga, entre otras atrascciones. Nada mal ¿eh?

Alquilar una barca a pedales

Vistas-al-castillo-y-al-puente-de-carlos

Una forma diferente y divertida de ver Praga es desde el propio rio Moldava. Este plan solo se puede realizar en verano, ya que el resto del año las barcas no están disponibles, pero merece muchísimo la pena.

A lo largo de la orilla podrás ver que hay embarcaderos donde contratar botes de remos o pedales por horas. Como recomendación, podéis preparar algo de comer y hacer un picnic con los niños en el río Moldava mientras disfrutáis de las vistas del Castillo y del Puente.

Si eso suena demasiado enérgico y no apetece dar pedales, también se ofrecen muchos viajes organizados en bote. 

Visitar el Zoo de Praga

Pabellón de los pingüinos

EL zoo de Praga se encuentra en un desfiladero del río y a pocos minutos del centro de la ciudad en transporte público, rodeado de acantilados rocosos y praderas. Cabe decir que es el segundo más grande de Europa, por lo que debemos planear que vamos a estar bastantes horas en su interior.

El zoo está dividido en varias zonas, para agrupar a los animales por clima o procedencia. Entre los animales que podremos ver en su interior están leones, tigres, elefantes, jirafas, pingüinos, Koalas, leones marinos, así como criaturas menos comunes de montaña y que seguro que encantarán a los peques.

Además de los animales, algo que le encanta a los más pequeños es el telesillas de dentro del propio zoológico. Desde la cima hay vistas muy bonitas de las afueras de Praga y al zoo. 

Ver el Museo de lego

Puente de Carlos en el Museo de Lego

El Museo de Lego es la colección privada de modelos de Lego más grande de Europa. Cuenta con una exposición repartida en varias plantas en las que están agrupados por temáticas, como Stars Wars, ciudades en miniatura, coches, etc. aunque una de las piezas más importantes es la representación a escala del Puente de Carlos.

También hay un área de juego al final donde los niños, y no tan niños, pueden probar a hacer sus propias construcciones con fichas casi ilimitadas.

Teatro Negro y espectáculos de marionetas

Obra-de-Antologia-en-el-Teatro-Negro
Obra de Antología

El teatro negro es originario de Chequia y es uno de los planes en Praga con niños más recomendados, sobre todo en temporadas de invierno cuando anoche muy pronto y hace bastante frío para estar largos ratos en la calle.

Es un espectáculo mudo que mezcla ballet, películas animadas, sombras, títeres y mimos. Los espectáculos son visuales, e incluso los niños muy pequeños disfrutarán de las luces y sonidos ya que no hay diálogos.

Otra opción para hacer con niños en Praga es visitar el teatro de marionetas. Goza de una larga tradición en la ciudad. Los espectáculos de títeres presentan marionetas de tamaño real vestidos con trajes de época.

Ambos teatros son opciones adecuadas para niños de todas las edades. 

Visitar el Museo de Karel Zeman

Imagen del Museo de Karel Zeman

La exposición se encuentra en pleno centro de Malá Strana, en un lateral del Puente de Carlos, y es un espacio completamente interactivo en el que se exponen clips y partes de las películas del cineasta Karel Zeman.

Además de poder ver sus obras, los niños podrán introducirse en las películas y formar parte de ellas a través de efectos especiales y jugando con las perspectivas.

¿Donde comer con niños en Praga?

Para finalizar este post, vamos a dejar tres recomendaciones de restaurantes que les encantarán a los más pequeños. También, hemos comprobado como con el paso del tiempo, que cada vez más restaurantes construyen áreas de juego dentro de sus instalaciones e incorporan opciones para niños en su menú, facilitando mucho la elección de los padres.

Vytopna, el Restaurante del tren

Vytopna ofrece buena comida y bebida a precios razonables. Su atracción única es un ferrocarril en miniatura de 400 metros, con diferentes modelos de trenes que llevan las bebidas a tu mesa en sus vagones.

Es probablemente el mejor restaurante en Praga para niños, aunque seguro que también gusta a los adultos.

Vozovna Stromovka

Vozovna es un restaurante ubicado en mitad del parque Stromovka, es una zona tranquila en la justo al lado del restaurante hay un parque infantil. Es el lugar perfecto para descansar y comer tranquilos mientras los niños pueden correr y jugar con otros niños. 

Ambiente Pizza Nuova

A los niños les encanta la pizza y a los padres les encantará la gran área de juego supervisada para niños de este restaurante. Ambiente Pizza Nuova da la bienvenida a las familias y ofrece tronas y un menú para niños.

Deja un comentario