Praga en 1 Día – ¿Qué ver? Itinerario y recomendaciones

Praga es una ciudad que se merece más de 1 día para poder conocerla a fondo, pero sabemos que no siempre se tiene el tiempo libre que uno desea. Hay veces que es necesario recorrer lo máximo posible en poco tiempo. Parece imposible, pero planificándolo bien se puede conocer lo más importante de Praga en unas horas.

También te puede interesar

Iglesia de San Nicolás en Malá Strana
Iglesia de San Nicolás en Malá Strana

Al tener tiempo limitado, la primera recomendación es que dividas tu día en Praga en 2 partes. Por la mañana nos centraríamos en visitar la Ciudad Vieja y el Barrio Judío , y dejaríamos para visitar por la tarde el Barrio de Malá Strana, Castillo y Ciudad Nueva. Confiad en nosotros, ¡se puede!

En este artículo vamos a ayudarte a organizar tu visita exprés, exprimiendo al máximo cada minuto del que dispongas en esta preciosa ciudad. ¡vamos a ello!

Qué ver en Praga en 1 día

Para poder organizar bien tu día en Praga primero tienes que saber ubicar su centro histórico y dónde se sitúan las principales atracciones turísticas. El centro histórico se divide en 4 zonas:

Barrios de Praga en colores
  • Ciudad Vieja y Barrio Judío en azul
  • Ciudad Nueva en amarillo
  • Barrio de Malá Strana En rojo
  • Castillo de Praga en violeta.

Lo bueno de esta ciudad es que todo se puede recorrer fácilmente a pie, ya que las distancias no son largas. Pero si te sientes agotado o no te apetece caminar tanto, la ciudad cuenta con una red de transporte público envidiable. Toda la ciudad está muy bien conectada a través de sus tranvías y red de metro. El precio es muy económico (menos de un euro por trayecto) y la frecuencia es muy alta, no tendrás que esperar casi nada.

Dicho esto, vamos a comenzar a planificar tu inolvidable día en el centro de Praga.

Un día en Praga: por la mañana

Tal y como hemos comentado antes, nosotros recomendamos empezar el día por la Ciudad Vieja y el Barrio Judío, y no hay mejor manera que empezar por la Plaza de la Ciudad Vieja. Si no estás alojado en el centro de Praga y tienes que tomar transporte público, la parada más cercana se llama Staromeska.

Ciudad Vieja (Staré Město)

Vista forntal de la Iglesia de Tynn en Praga.
Iglesia de Tynn en la Plaza de la Ciudad Vieja

En la Plaza de la Ciudad Vieja podréis admirar el famoso Reloj Astronómico de Praga, sin duda una de las joyas de esta ciudad. Desde las 9 de la mañana, cada hora en punto, sucede el espectáculo del reloj, así que podrás aprovechar para verlo. El reloj, está situado en la torre del Viejo Ayuntamiento, a la cual puedes subir y ver las magnificas vistas de Praga que hay desde su mirador. Su precio es de 250 kc para adultos.

El Reloj Astronómico suena cada hora en punto desde las 9:00am, ¡organiza tu visita a plaza de la ciudad vieja para que coincida y poder verlo!

También en la Plaza de la Ciudad Vieja se sitúa la Iglesia de Nuestra Señora de Tyn y la Iglesia de San Nicolás, 2 de los edificios más bonitos de Praga y que además son de acceso gratuito.

Vereís que en el centro de la plaza, aparece la famosa escultura de Jan Hus, el líder protestante que marcó la historia del país.

Muy cerca de la plaza, podéis encontrar la Universidad de Carlos IV y el Teatro de los Estamentos. Si queréis algún souvenir de Praga, al lado de estos 2 edificios también encontraréis el mercado de Havelska. En este mercado hallarás todo tipo de regalos y recuerdos a precios muy económicos.

El Mercado de Havelska es el lugar más barato para comprar souvenirs en Praga. Si quieres algún recuerdo ¡este es tu sitio!

Para terminar de recorrer esta zona, te recomendamos que visites la Torre de la Pólvora y la Iglesia de San Jakub para después adentrarte en el Barrio Judío.

Barrio judío (Josefov)

Calle del Barrio Judío. se ve la sinagoga Viejo Nueva y el viejo Ayto de judío
Sinagoga Viejo Nueva en el barrio judío

En el Barrio Judío encontrarás 5 sinagogas, el cementerio judío y la famosa escultura de Franz Kafka. Las sinagogas alojadas en este barrio son:

  • Sinagoga Española
  • Sinagoga Viejo Nueva
  • Sinagoga de Klauss
  • Sinagoga de Pinkas
  • Sinagoga Maisel

Debido a la pequeña comunidad judía que quedó en Praga, las sinagogas fueron destinadas como museo y el acceso a su interior, así como del cementerio judío, es de pago, hay que comprar previamente un ticket conjunto. Teniendo en cuenta que solo disponemos de unas horas no merece la pena y no daría tiempo a visitarlas con calma. Puedes ver los edificios y conocerlo desde fuera, te dejará sin palabras de igual modo.

Tras el paseo por el barrio judío ya tendríamos completada nuestra mañana, y visitada una de las zonas más importantes de Praga. Toda esta zona la abarcamos en nuestro free tour de la Ciudad Vieja y el Barrio Judío durante casi 3h, por si prefieres verlo con nosotros.

Después de un merecido almuerzo, nos preparamos para conocer el Barrio de Malá Strana y el Castillo de Praga.

Un día en Praga: por la tarde

Malá Strana

Para acceder a Malá Strana tenemos que cruzar el río, y lo haremos por el famoso Puente de Carlos. El puente más bonito y más antiguo de Praga, desde el que tendrás una vista espectacular. Al cruzarlo ya estarás recorriendo el barrio barroco de Malá Strana. Disfrutarás de sus increíbles fachadas, palacios y de atracciones como el Muro de John Lennon o los Jardines Vrtba. 

En este barrio nos encontramos con la Iglesia de Nuestra Señora de la Victoria, popularmente conocida como la Iglesia del Niño Jesús, y famosa por los milagros que dicen concede la imagen del niño Jesús que se encuentra en su interior.  El acceso es gratuito y los sábados a las 5 de la tarde hay misa en español.

Muy cerca, en la misma calle, también aparece la majestuosa Iglesia San Nicolás, y justo frente a ella, te recomendamos tomar el tranvía 22 y bajarte en la tercera parada (Prasky Hrad). Allí se encuentra una de las entradas al Castillo.

Castillo de Praga (Hradčany)

Una vista del lateral de la Catedral de Praga desde lejos
Catedral de Praga

El acceso al Castillo de Praga es gratuito, y tenéis que saber que es el más grande del mundo ya que es una especie de ciudadela. Se trata de un conjunto de edificios de diferentes estilos que marcan la historia del castillo, y es que estamos hablando de cerca de 1200 años de historia. 

El Castillo de Praga es una pequeña ciudad amurallada a lo alto de la colina, es el castillo antiguo más grande del mundo y su acceso es gratuito.

Dentro del Castillo, se encuentra la Catedral de San Vito a la cual puedes acceder de forma gratuita. También encontraremos el Palacio Presidencial y el Callejón del Oro. Este famoso callejón es de pago por la mañana, por la tarde se puede acceder gratis.

Foto del Callejón del Oro
Callejón del Oro dentro del Castillo

Como broche final a esta visita, desde lo alto del Castillo tendréis uno de los mejores miradores de Praga con vistas a toda la ciudad.

Estas 2 zonas nosotros las recorremos y explicamos en nuestro free tour del Castillo y Malá Strana, ¡no es lo mismo ver que conocer!

Pero aún nos quedan horas para que termine el día, así que después de haber contemplado las estampa de Praga desde las alturas, bajaremos para adentrarnos en la Ciudad nueva. Para ello, puedes volver a cruzar el río a pie o en tranvía, como tu prefieras.

Ciudad Nueva (Nové Město)

Casa Danzante en Praga

Esta vez vamos a ver la Ciudad Nueva caminando tranquilamente por la orilla del río Moldava. Pondremos rumbo al Teatro Nacional que luce orgulloso su corona dorada, seguiremos recto con el río a nuestra derecha y nos encontraremos con la Casa Danzante, un edificio que sin duda, no deja indiferente a nadie. Este edificio tiene un mirador en la última planta.

Si consumes una bebida en bar del mirador de la Casa Danzante tendrás acceso gratuito a él y sale más barato que pagar la entrada. Es un lugar impresionante para ver el atardecer, 100% recomendado.

Desde allí puedes dirigirte a la Plaza de Carlos, para más adelante llegar a la famosa Plaza Wenceslao. Esta plaza parece más bien una avenida ya que es la más larga del país. En la parte alta verás el Museo Nacional y la escultura de San Wenceslao, patrón del país. Toda ella cuenta con un sin fin de tiendas, restaurantes, casinos y también de galerías. La más famosa es la Galería Lucerna, donde podréis ver la extravagante escultura del caballo del artista David Cerny, te dejará con la boca abierta.

Y para poner broche final a este recorrido, a 2 calles de esta galería, junto al centro comercial Quadrio, verás otra escultura de este artista. Se trata de la cabeza de Franz Kafka, una escultura que está en continuo movimiento, y que no podrás dejar de mirar.

Ahora sí, te has ganado una rica cena checa para poner fin a este día en Praga que seguro, será inolvidable.

Deja un comentario